Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Para que no salpique la grasa del tocino al freírlo no manche la estufa y se acomodan las rebanadas en una charola de hornear sin encimarlas. Se meten al horno en 350º hasta que estén doraditas; cuando se sacan del horno se ponen sobre una servilleta de papel para que ésta absorba toda la grasa que quede

Share/Save/Bookmark