Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Para que las patatas fritas siempre te queden crujientes, córtelas en tiras finas, écheles sal al gusto y congélelas. Eche las patatas en el aceite bien caliente sin descongelar.

Share/Save/Bookmark